domingo, 5 de noviembre de 2017

EL BOTIJO COMO ENVASE SUTIL





 EL AGUA, TRATAMIENTOS Y ENVASADO SUTILES

En la actualidad existen diversos sistemas para el tratamiento del agua que consumismos. Entre los más ofrecidos y los que son más populares, encontramos  las descalcificaciones y las osmosis, también, los destiladores gozan de cierto interés, aunque son ofertados para procesos específicos, como el tratamiento de alguna dolencia. No obstante, la industria del agua, sigue investigando, y cada temporada nos oferta nuevos modelos cada vez más sofisticados.

Pero, no quiero tratar aquí, en estas páginas, los pros y contras de cada sistema, ni su idoneidad para su mejor uso, porque no creo que sean estos temas y cuestiones para tratarlos en esta publicación. Mi objetivo y contribución al tema, sobre todo es, el que concierne al envasado del agua, es el de hacer un modesto homenaje a un utensilio, a una joya de la tecnología arcaica, como es el botijo.

No creo equivocarme si señalo, que todos alguna vez, habremos oído la cantinela popular que dice:” eres más simple que el mecanismo de un botijo”, si es que, con ella, no han intentado en alguna ocasión, menospreciar alguna de nuestros pensamientos verbalizados o acciones, llevadas a cabo.

Pues bien, humildemente les digo a los que lo dicen, que están equivocados, el mecanismo de un botijo, no es tan simple como parece y, encierra en sí mismo, toda una ciencia proveniente del campo de la física, como es el fenómeno de la refrigeración, de la radionica, como son las teorías de los campos de forma de onda, estudiados por la física quántica, y que se desarrollan por el natural recorrido que realiza por la geometría dada a su figura, y las aportadas por la propia naturaleza de los materiales constitutivos en su fabricación.
Vayamos por partes. Dos profesores de la Escuela Técnica de Ingenieros Industriales (ETSI) los doctores José Ignacio Zubizarreta y Gabriel Pinto, en el año 1994 editaron un estudio que realizaron sobre el botijo, con sus cálculos y ecuaciones, basándose en los siguientes parámetros variables: la temperatura, humedad ambiental, velocidad del aire, tamaño del botijo y su porosidad. Todos estos factores, intervienen en la capacidad de enfriamiento que ofrece el botijo al agua que cobija, es decir, la diferencia de temperatura entre el agua y el ambiente.
Realicemos un ejercicio de visualización y retrocedamos en el tiempo, bastantes siglos hacia atrás, ya que, se estima que fue en la era neolítica cuando se empezó a utilizar este utensilio, y fueron los romanos , que lo llamaban buttis, que perfeccionaron su técnica para su buen uso. 

Seguramente la idea vendría de una simple pregunta, que alguien en esos periodos de la historia se haría - ¿Cómo se puede conseguir tener un agua fría, como la que mana de un caño de una fuente natural? el eureka vendría al observar, y deducir por la intuición, que la evaporación del agua, produce una refrigeración en el medio.
La siguiente pregunta, obvia en la mente del ser humano seria, ¿Cómo se puede almacenar y tratar esta agua en esas condiciones? Si observamos el recorrido del agua en el medio natural, que se mueve en contacto con el terreno (arcilloso) que tiene movimiento y necesita estar en contacto con el medio ambiente, la respuesta seguro que fue: ¡moldea y construye, lo que ahora llamamos microcosmos, donde el agua, con su memoria se sienta como en casa!

Es fácil, por lo tanto, llegar a la conclusión que, la base principal del botijo es el material que se utiliza para su construcción, la arcilla, que por sus propiedades de porosidad, establece una sinergia natural entre el agua contenida y las paredes del utensilio, que va permitiendo que el agua, poco a poco, vaya saliendo hacia el exterior en forma de impregnación y que con el contacto con el ambiente del exterior más caliente, facilite la evaporación, esta diferencia de temperaturas hace que el agua contenida en el botijo, se vaya enfriando según esta progresión.
Las cualidades de los componentes de la arcilla y su posterior tratamiento para su compactación y asegurar una larga vida del utensilio en el tiempo son importantes, y se ha de tener una escrupulosa atención en su manejo,  otro factor, no menos importante, es el de no aplicar ninguna pintura, ni mucho menos esmaltar el botijo, porque es obvio deducir, que estas materias taponarían toda propiedad de sudoración, anulando la función vital del mismo, tendremos, eso sí, un bonito objeto de decoración, pero nada más.

Las arcillas son sustancias terrosas que se constituyen por la fragmentación de rocas, que se hacen plásticas al humedecerlas y pétreas al tratarlas con fuego. Otro componente son los silicatos alumínicos con materia coloideal (que son estructuras tetraédricas con propiedades escalares de silicio). Gracias a su plasticidad, la podemos trabajar dándole diferentes formas, según nuestra creatividad en el momento de moldearlas y después, mediante el horneado, ira perdiendo agua y ganando dureza para su compactación final. Este horneado se ha de realizar a baja temperatura (por debajo de los 1000 grados) lo que permite que se formen huecos entre las partículas; si se calienta a una temperatura alta o más tiempo del establecido, se produce una cristalización y por consiguiente, una impermeabilización de las paredes del botijo.

Como apunta Alberto Borras en su libro Las energías cósmicas del agua, el efecto del contacto del agua con la arcilla (y sus propiedades mencionadas) por medio de los huecos mínimos formados por toda la superficie de la arcilla, facilita que se produzca el efecto superficie (sudoración) en el botijo, sumándolo al hecho reconocido de que, el agua posee una memoria, hace que esta capte y almacene las energías transformadas y transmitidas por la arcilla. Como colofón, cito textualmente lo que el autor dice al respecto: “…  expertos en energías sutiles, utilizando métodos radiestésicos, han registrado en la arcilla un espectro de radiaciones muy benéficas. Una parte de estas radiaciones u ondas, seguramente de índole escalar con información de vida, pasarían al agua del interior; otra se irradiaría a través del rezumante exterior.
 
Hace pensar todo ello que, ¿el agua reconoce un terreno conocido de contacto que, puede favorecer su vitalización?

Como potenciador natural y económico podemos introducir en el botijo unos pequeños cristales de cuarzo, previamente programados, esta idea fue propuesta por el investigador Jaime S.M. que también proponía elegir botijos de arcilla blanca o caolín, por ser más porosos y que dio una gran importancia en que la unión de la parte lateral y la cúpula tenga una curvatura de forma geométrica lo más hiperbólica posible (para facilitar por su uso, la adaptación del agua por su camino, lo que producirá el efecto de forma de onda). 

Como podemos deducir,  nada es casual, sino causal y que lo que a simple vista parece una simpleza, encierra toda una ciencia, una tecnología y una sabiduría deductiva.






Bibliografía consultada

Las energías cósmicas del agua
Alberto Borras
Edición 1995   Ediciones Contrastes S.A.

El agua. Espejo de las palabras
Masaru Emoto
Edición 2008   Editorial Sirio

RESCUE REMEDY-Flores de Bach



EL REMEDIO DE URGENCIA (Rescue Remedy) 


El Remedio de Urgencia o como se le conoce más popularmente Rescue Remedy, es el único preparado combinado de flores, que el Dr. Bach incorpora a la gama de elixires.
Este preparado en un principio, fue elaborado con tres flores, con el tiempo y con el deseo de potenciar su efectividad, se incorporaron dos flores más, quedando estandarizada su fórmula por estas cinco flores:

                           - Rock Rose ………..… para el terror y el pánico
                           - Impatiens ……..…..… para una inquietud exagerada
                           - Cherry Plum ………… para la pérdida del control e histeria
                           - Star of Bethlehem ….  para estados de shock
                           - Clematis …………….  para la pérdida de consciencia

El preparado, que según relata Nora Weeks en su libro (Los descubrimientos del Doctor Edward Bach: Las flores y su poder curativo. Nora Weeks. Editorial Índigo. Edición 2007)
El Dr. Bach lo formulo para tratar estados emocionales de alto calado, en los cuales la persona quedaba desestructurada emocionalmente como consecuencia de recibir una mala noticia inesperada (p.e. la muerte repentina de un ser querido, una notificación imprevista, etc.), pretende estructurar de nuevo las emociones y la conciencia en el aquí-ahora, para hacer frente a esas situaciones.

Su origen, está marcado por la polémica; estudiosos en la obra del Dr. Bach, sostienen la posibilidad de que esté preparado no hubiera sido elaborado personalmente por el Dr. Bach, sino, por sus más próximos colaboradores como eran Nora Weeks o Víctor Bullen. Una tesis que sostienen es, que en ningún escrito salido de la mano del Dr. Bach, menciona el termino Rescate, como nueva elaboración de un preparado, solo aparece al describir el preparado Rock Rose en su libro “Los doce curadores y otros remedios” que lo describe de la siguiente manera: “… Rock Rose. El remedio de rescate. El remedio de emergencia para casos en los que incluso parece que no hay esperanza…”, para culminar la descripción con: “… es posible que sean necesarios otros remedios además de este, por ejemplo: si el paciente está inconsciente, que es un estado de sueño profundo, Clematis, si existe tortura, Agrimony…”

Julián Barnard en su libro de referencia (Guía de los remedios florales del Dr. Bach. Julián Barnard. Flower Remedy Programe. Edición 1996) nos relata varias de las situaciones, en las cuales el Dr. Bach utilizo este remedio. La primera vez fue tras el naufragio de un barco pesquero, cuando trajeron a los marineros a la orilla de la playa, uno de ellos tenía la tez azulada del frio y estaba inconsciente, el doctor le aplico unas gotas sobre los labios y recobro la conciencia en poco tiempo.

Otro de los casos fue, el socorrer a una cocinera a la que le había caído aceite caliente en las manos, por el dolor que sentía, entro en un estado de shock difícil de controlar, al aplicar las gotas del remedio, el dolor le fue menguando y al cabo de poco tiempo se recuperó, sin casi marcas del accidente como ampollas. El último caso que se relata, es el de un hombre de mediana edad, que sufriendo una hipotensión desarrollo un ataque cardiaco, el médico que lo atendía, le aplico suero intravenoso y viendo que entraba en una fase bastante complicada, opto por añadir al suero unas gotas del remedio, al cabo de un día, el hombre estableció su estado. Este caso, no fue tratadodirectamente por el Dr. Bach.

Otra polémica se suscitó, para poder utilizar el nombre del preparado. Origino un pleito jurídico entre destacados elaboradores ingleses, por hacerse con el dominio comercial del preparado. Se ha de tener presente que el nombre para su designación, no es propiamente una marca, sino, la etiqueta que designa a una formula. Por este motivo, este compuesto se puede encontrar en el mercado con diferentes nombres como: remedio de cinco flores, remedio de urgencia, etc.

En el ámbito de los remedios del Dr. Bach, este combinado es el que goza de mayor popularidad, dispensándose en farmacias y tiendas especializadas con bastante recurrencia y este hecho ha generado que se desvirtualice la función para el que fue creado. Como su nombre indica, es un remedio para casos de urgencia, un “rescate” en situaciones donde las emociones se desestabilizan traumáticamente o hay una pérdida de conciencia. Su administración se realiza mientras se espera la llegada del personal sanitario profesional, que atienda los casos. Algunos ejemplos donde es practico su uso son: en casos de traumas o shocks, producidos por una inesperada mala noticia, un accidente, pérdida de conciencia, heridas graves, partos, por confusión espiritual por fallecimientos, separaciones, fracasos profesionales, discusiones, etc.

En niños es de especial uso, en casos de pánico, producidos por pesadillas o por el impacto que le puede producir el visionado de alguna película de las catalogadas como de terror.

SU POSOLOGIA: se puede realizar o bien por vía oral o tópica. La cantidad de gotas que se administran son dobles, en comparación a los otros elixires. Así pondremos cuatro gotas en un vaso de agua, bebiendo en sorbos o directamente del frasco de stock debajo de la lengua.

En casos de que la persona este inconsciente, y no pueda ingerir, se pondrán las gotas directamente en los pulsos de las muñecas, labios, encías, sienes o detrás de las orejas, hasta que recobre la conciencia, siempre en espera de la llegada de personal sanitario cualificado.

Se presenta también en formato de crema, para su uso externo, aplicándola directamente en la piel o en la zona afectada, obteniéndose buenos resultados, según confirma la práctica, en casos de quemaduras leves, pequeñas heridas en las que se han obtenido buenos resultados, así como aplicándola en esguinces, acompañado de un masaje sobre la zona afectada.

PREPARACIÓN: Se prepara siguiendo los mismos pasos descritos en el caso de cualquier esencia, en este caso, se añaden cuatro gotas, del frasco madre o del de stock de cada una de las cinco flores descritas, que forman la formula. Este preparado se constituye como una única esencia, que en el caso de utilizarse en la formación de un preparado, se considera como una sola flor.
En la preparación de una crema, se prepara una base con vaselina pura y se añade cuatro gotas del Rescate, se puede complementar, según la aplicación que queramos conseguir, dos gotas de Crab Apple, por su cualidad limpiadora y depurativa.

OTRAS APLICACIONES: Se utiliza para el tratamiento de plantas, en casos de trasplantes o renovaciones de tierras, la formula será añadir 4 gotas de Recate y 2 gotas de Walnut (como ayudante a la adaptación al nuevo medio). Este preparado se añade al agua de riego o en un envase atomizador para vaporizar sobre las hojas. En los casos que las plantas se vean afectadas por hongos o enfermedades comunes, se añadirá al agua de riego: 4 gotas de Rescate y 2 de Crab Apple (por su cualidad limpiadora y depurativa).

En animales de compañía, como perros y gatos, se puede dar 4 gotas de Rescue, añadiéndolo en el recipiente habitual de bebida del animal o ponerlo directamente en la boca (si se dejan). Una forma recurrente en el caso de los perros, es impregnar las gotas en un terrón de azúcar. Es de buen uso en el caso de estados de gran excitación, como los que les generan unos fuegos artificiales, por ejemplo.

OTRAS COMBINACIONES Y USOS: Motivados por el objetivo de encontrar nuevas aplicaciones, potenciando el uso de esta fórmula de Rescate, investigadores y estudiosos actuales de las flores de Bach, han añadido otras flores del repertorio que amplían el uso de este remedio.

El Dr. Ricardo Orozco en su libro Manual para Terapeutas avanzados, sugiere dos variantes para la aplicación de la esencia Rescate.

A la primera la denomina Hexaremei (hexa=seis, remei=remedio en catalán) y es la combinación del Rescue Remedy + Walnut

Parte de la premisa, que además de rescatar a la persona, se ha de lograr una rápida adaptación del shock, el objetivo es disminuir las secuelas del trauma y acortar el efecto.

La segunda la denomina Heptaremei (hepta= siete) que está constituida por la fórmula del: Hexaremei (Rescue+Walnut)+ Sweet Chestnut

Pensada para los casos extremos, donde al presentarse el hecho traumático (p.e. la muerte de un familiar) se tiene que hacer frente a una serie de condicionantes sociales y burocráticos. El objetivo es gestionar la angustia y dolor afectivo que puede llegar a paralizar a la persona y no ser capaz de hacer frente a esas gestiones.

De nuevo, el Dr. Orozco, en otro libro Flores de Bach. Manual de aplicaciones locales, propone el uso de una nueva variante que lo cataloga como Tetra-remei (tetra=cuatro), su objetivo es ayudar a reconducir el desbordamiento que toda emergencia provoca. La nueva fórmula queda constituida por:

Hexaremei (Rescue+Walnut) + Heptaremei (Hexaremei+Sweet Chestnut) + Elm

El buen hacer de estas nuevas fórmulas y su utilización, viene avalada por la profunda lógica clínica desde su formulación teórica, que las hace valedoras de una positiva aplicación, a tener en cuenta.